agosto 7, 2020

Hoy me acordé de ti

Hoy me acorde de ti, y aunque te recuerdo muchas veces, hoy fue diferente.

Recordé todo aquello que nunca tuve la posibilidad de decirte, y pensé en todo lo que ha pasado desde entonces y que me encantaría que hubieras estado aquí para vivir. Pensé en todo lo que hice mal o que simplemente no hice.

Abrí heridas que pensaba cerradas.

Y al abrirlas lloré, lloré porque desee con todas mis fuerzas poder decírtelas, tener otra oportunidad.

Desee que de alguna manera tú estuvieses escuchando, y también desee que pudieras contestarme.

Con todos estos pensamientos salí al jardín, eran casi las tres de la mañana.

La noche estaba clara, y aunque no podía ver la luna, podía notar que estaba alumbrando. Y escuché el sonido de un pájaro.

“Qué raro” pensé, “un pájaro cantando a estas horas”.

Y no sé si fue mi deseo de creer, pero pensé que quizás tu voz estaba en ese pájaro.


Esa misma noche tuve un sueño, fue un sueño raro porque sabía que estaba soñando.

En el sueño vi un gran escampado, había llegado a él paseando entre los árboles y al final estaba aquel claro.

Había una luz extraña, más blanca, más clara de lo normal, como la de un relámpago.

Y en el centro de aquel claro, había pájaros hablando.

Al principio no entendía lo que decían, simplemente escuchaba su canto.

Me acerqué despacio, por miedo a espantarlos, los pájaros se giraron y me miraron.

Y alto y claro pude oír….

 “Te he escuchado”.

4 comentario en “Hoy me acordé de ti

  1. Muy buenos, cada uno de ellos me ha gustado mucho. Sigue así eres una luchadora y una campeona.
    No tardes mucho en escribir otra parte de las huellas del jardin… Me tiene intrigada Rocío.

    1. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te gusten. En esta semana subiré al menos dos partes más.
      Gracias y espero que te gusten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: